Blog

¿Autónomo o Sociedad Limitada?: dos formas de emprender

Llevar a cabo nuestra idea de negocio requiere de un análisis minucioso y matemático de todos los elementos que lo conforman y, obviamente, el definir la personalidad jurídica de nuestro proyecto es fundamental para optimizar los recursos económicos. Aunque cada empresa tiene una proyección y evolución muy particular y única, pues depende del número de personas contratadas, de la actividad comercial o el nivel de facturación, entre otros, sí es conveniente conocer los pros y contras de las diferentes situaciones jurídicas. Por ello, a continuación, te exponemos qué debes tener en cuenta si dudas entre darte de alta como autónomo o constituir una sociedad limitada.  

 

Ventajas de ser Autónomo:

  • Su gestión es sencilla y práctica y los costes de gestoría son realmente más bajos.
  • No necesitas disponer de capital inicial.
  • El trámite para su constitución es muy rápido, un solo día si lo haces por internet y un poco más si lo realizas ante notario.
  • Tú tienes el control total de tu negocio. Lo que facilita cambio de decisiones rápidas y eficaces para adecuarse a las circunstancias del mercado.
  • Actualmente dispones de una tarifa plana durante los 18 primeros meses.

 Ventajas de constituir una Sociedad Limitada:

  • Existe una clara separación entre la responsabilidad personal y la responsabilidad de la empresa.
  • A partir de un determinado importe tienes que pagar menos impuestos sobre el beneficio, puesto que el impuesto de sociedades tiene un tipo fijo del 25%.
  • Dispones de una mayor facilidad de financiación bancaria, puesto que las cuentas de este tipo de sociedades son más pormenorizadas, otorgando así una mayor confianza ante la entidad crediticia.

 Desventajas de ser Autónomo:

  • La responsabilidad es ilimitada, y debes responder con tu patrimonio personal por las deudas frente a terceros.
  • Tienes una mayor tributación por el IRPF a partir de unos determinados beneficios, al ser un impuesto progresivo, consecuentemente, cuando obtienes grandes beneficios el tipo que se aplica es mayor, pudiendo superar el 25%

Desventajas de una Sociedad Limitada:

  • El mayor inconveniente que plantea una sociedad limitada es la complejidad de su gestión.
  • Esto se traduce, además, en mayores gastos a la hora de su constitución.

 

RECOMENDACIÓN

Emprender no es sinónimo de arriesgar y aventurar sin previsión, emprender es estrategia, y cuando comencemos a dar los primeros pasos de nuestro negocio es indispensable hacerlo con criterio.

 

En principio, te recomendamos darte de alta como Autónomo, una alternativa que conlleva menos gastos de constitución y gestión, además de poder beneficiarte de la tarifa plana actualmente implantado por el Ministerio de empleo y Seguridad Social. Posteriormente, y teniendo presente la evolución e incremento de los beneficios de tu empresa, puedes cambiar la personalidad jurídica a una Sociedad Limitada, favoreciéndote a partir de entonces de una menor tributación y la prerrogativa de separar la responsabilidad personal de la responsabilidad de la empresa.

Tener claro cómo enfocar tu negocio desde un principio te facilitará asentar las bases para un futuro más seguro, y en Grupo Asesor Anval, podemos ayudarte a conseguirlo. Síguenos y comparte nuestros ticks o visítanos y buscaremos la solución más idónea para ti y tu empresa.

Tributar por módulos (UNA CANTIDAD FIJA EN BASE A UNOS CRITERIOS DETERMINADOS POR HACIENDA) O EN ESTIMACIÓN DIRECTA (INGRESOS MENOS GASTOS): cuándo es realmente interesante para tu negocio

Pagar impuestos es quizá uno de los aspectos más temidos por todos y resulta un tema controvertido, especialmente entre los pequeños comerciantes y profesionales independientes, cuando se cuestionan la posibilidad de hacerlo a través de los conocidos “módulos”. Este régimen de tributación, caracterizado por su simplicidad, merece una cuidada atención a la hora de implantarlo en nuestro negocio o empresa, porque de ello va a depender que obtengamos un mayor ahorro fiscal, convirtiéndose, además, en una ventaja competitiva.

CONSIDERACIONES PREVIAS  

A la hora de establecer la mejor opción tributaria para nuestro comercio, debemos tener en cuenta cómo declaremos nuestra actividad empresarial.

  1. La tributación según las actividades empresariales:
  • Si eres una persona jurídica (sociedad), contribuyes a través del Impuesto de Sociedades.
  • Si eres una persona física (empresario individual o autónomo) debes tributar por medio del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

A su vez, como empresario individual o autónomo puedes optar por:

  1. Estimación Directa (Ingresos menos Gastos).
  2. Estimación Objetiva (Módulos).

 

  1. Cómo funciona la estimación directa
  • En este caso, el rendimiento se determina con un sencillo cálculo de ingresos menos los gastos.
  • En función del resultado obtenido, trimestralmente, debes ingresar a cuenta, en Hacienda, el 20% de estos rendimientos.
  1. Qué particularidad ofrece la Estimación Objetiva (Módulos)
  • En este caso, el rendimiento o beneficio se determina en base a una cantidad de índices o módulos (tales como, metros cuadrados o superficie del negocio, personal empleado, número de mesas, potencia eléctrica instalada, etc., y que serán diferentes para cada actividad), multiplicado por un importe fijado por Orden Ministerial.
  • Los módulos no son flexibles, se paga una cantidad fija con independencia de los resultados, por lo que, trimestralmente, deberás ingresar entre un 2% y un 4% del rendimiento.

CAMBIO DE RÉGIMEN TRIBUTARIO

Llegados a este punto, como autónomo o pequeño empresario, es conveniente seguir las siguientes pautas a la hora de decidir el sistema tributario más conveniente:

  • Cuando iniciamos una actividad suele ser más adecuado hacerlo en el régimen de Estimación Directa, con objeto de observar la evolución de nuestro negocio y valorar, a posteriori, el régimen fiscal más favorable.
  • En el desarrollo de nuestra actividad empresarial, nos interesará cambiar a la tributación por Módulos cuando detectemos que el resultado por este sistema vaya a ser inferior al que realmente estemos obteniendo o preveamos tener.
  • Por norma general, si estimamos un incremento de los beneficios en los próximos tres años, puede ser interesante pasarse a un Sistema de Estimación Objetiva o Módulos.

Si te surgen dudas al respecto por la particularidad de tu negocio, es recomendable dirigirte a tu asesoría o gestoría de confianza, quienes estudiarán tu caso, informándote acerca de la idoneidad de cambiar de sistema, cómo y cuándo hacerlo y qué ventajas fiscales obtendrías.

Las próximas 15 medidas clave para el fomento del trabajo autónomo

Tener una idea innovadora y ponerla en marcha o ampliar tu propio negocio, con menos costes y ventajas fiscales, será una realidad para millones de autónomos y emprendedores en poco tiempo.

El pasado 29 de junio de 2017, La Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados dio luz verde a la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Esta ley, que se encuentra actualmente en el Senado para completar su tramitación parlamentaria antes de su entrada en vigor, se basa en una mejora de la protección social de los autónomos, las condiciones para emprender y reemprender, elimina trabas y facilita la actividad.

A continuación, se detallan las quince principales medidas que reactivarán la actividad profesional autónoma:

  1. Se amplía la tarifa plana de 50 euros en la cotización a la Seguridad Social de seis meses a un año. Además, los autónomos que dejen su actividad durante dos años y vuelvan a trabajar podrán acogerse a la tarifa plana (hasta ahora tenían que esperar cinco años).
  2. Las mujeres tendrán una tarifa plana de 50 euros cuando se reincorporen tras la maternidad.
  3. Se bonificará al 100% durante 12 meses la cuota de los autónomos que tengan que cuidar de menores o dependientes.
  4. Se permitirá que los autónomos puedan deducirse el 20% de los gastos en suministros de agua, gas, electricidad y telefonía cuando trabajen desde su casa.
  5. Los autónomos podrán deducirse hasta 26,67 euros diarios por gastos en dietas y manutención (48,08 euros si es en el extranjero), siempre que el pago esté hecho por medios telemáticos para que pueda quedar acreditado.
  6. Los autónomos podrán cambiar de base de cotización hasta en cuatro ocasiones a lo largo del año, de modo que quede mejor adecuada a sus ingresos.
  7. Se permite que los autónomos se den de alta y de baja en la Seguridad Social hasta tres veces al año, para así pagar solo en las épocas en las que tengan actividad.
  8. Se podrá compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con la prolongación de la vida laboral para el empleo por cuenta propia.
  9. La cuota de los autónomos societarios se desvincula de las subidas del salario mínimo interprofesional (SMI) y quedará determinada, año a año, en los Presupuestos Generales del Estado tras dialogarlo con las organizaciones de autónomos.
  10. Se reducen los recargos de 20% al 10% que penalizaban a los autónomos por el retraso en el pago de la cuota durante el primer mes.
  1. La Seguridad Social devolverá de oficio el exceso de cotización de las personas en situación de pluriactividad, sin que ésta tenga que realizar la solicitud de la devolución.
  2. Se incluye la cobertura si se produce un accidente durante el desplazamiento de los profesionales autónomos a su puesto de trabajo.
  3. Se aprueban mejoras para la formación en prevención de riesgos laborales.
  4. Se mejoran las condiciones del emprendimiento para los trabajadores con discapacidad.
  5. Se permite que los autónomos contraten a sus hijos que estén en situación de discapacidad

Estas disposiciones, sin duda, favorecen ampliamente las condiciones actualmente existentes (según Ley 31/2015, de 9 de septiembre, para el Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social). Las federaciones y asociaciones de autónomos han valorado muy positivamente estos cambios, quienes tradicionalmente argumentaban que los profesionales autónomos se encontraban en una situación de desventaja con respecto a los trabajadores por cuenta ajena.

Las demandas de mejora manifestadas por los colectivos autónomos se habían hecho patentes en múltiples ocasiones. Ya en julio de 2015, la Federación de Trabajadores Autónomos puso en marcha una página web para que sus miembros pudieran expresar los problemas que frecuentemente habían tenido con las Administraciones y posibles soluciones al respecto.